CERTIFIQUE es responsable de la imparcialidad de sus actividades de certificación y no permite que presiones comerciales, financieras o de otra índole comprometan dicha imparcialidad.

Identifica las amenazas para su imparcialidad de manera continua. 

Ha determinado las situaciones en las que dichas relaciones suponen una amenaza inaceptable a la imparcialidad, y ha establecido las medidas apropiadas al nivel de la amenaza.

CERTIFIQUE analizará que no haya conflictos de intereses con todo el personal ya sea interno o contratado, relacionados con el proceso de certificación. Adoptando las medidas necesarias para eliminar un potencial conflicto de intereses.

La información facilitada a CERTIFIQUE no se usará con un destino distinto para el que fue suministrado ni por su organización ni por terceras partes.

En el proceso de tratamiento de quejas se tendrá en cuenta los requisitos de confidencialidad en lo que respecta a la persona que se queja y al objeto de dicha queja.

CERTIFIQUE da cumplimiento a la legislación vigente en materia de protección de datos de carácter personal.

CERTIFIQUE asegura la salvaguarda de todos los documentos para proteger la confidencialidad y mantener la disponibilidad de la información a lo largo de su vida útil.

CERTIFIQUE evitará las tentativas de fraude con diferentes medidas que lo salvaguarden.